LA BOLSA DE NUEVA YORK

Si uno se inicia en el mundo empresarial, tanto al comprar sociedades urgentes como comprar acciones en bolsa, en los primeros días de conocimiento de la materia habrá aparecido varias veces el nombre de la Bolsa de Nueva York. No es para menos. Se trata de uno de los mayores gigantes económicos del planeta.

La Bolsa de Nueva York (cuyo nombre real es New York Stock Exchange) es el primer mercado en número de empresas adscritas y uno de los mayores mercados de valores con carácter universal. Según los estudios anuales, su volumen de transacciones durante los doce meses naturales es de 21 millones de dólares, de los cuales un tercio corresponde a compañías no estadounidenses.

La Bolsa de Nueva York se creó en el año 1817, al crearse el ‘New York Stock and Exchange Board’ por un grupo de corredores de bolsa para controlar al completo el flujo de acciones, unas acciones que se negociaban de manera libre en la propia acera de Wall Street.

Tras la Primera Guerra Mundial sobrepasa a la Bolsa de Londres en importancia y desde entonces no se bajará del podio de los mercados bursátiles más importantes. Entre sus acontecimiento más importantes, para su desgracia, se encuentra el famoso Jueves Negro del 24 de octubre de 1929.

LA BOLSA DE TOKYO

Otra de las bolsas económicas más importantes del mundo bursátil es la bolsa del imperio nipón. Japón, como no podía ser de otra manera, también cuenta con una potente red de compra y venta de acciones, llevadas a cabo principalmente en la Bolsa de Tokyo. Se trata de la segunda bolsa de valores más importante del mundo.

Esta bolsa está destinada únicamente a la negociación de valores y acciones convertibles que den derecho a su suscripción o adquisición. Sus principales índices son el conocido Nikkei 225 (un índice creado por el periódico económico más importante del país del sol naciente), el J30 y el TOPIX. Todos ellos utilizan el mismo sistema de negociación que recibe el nombre de CORES.

La Bolsa de Tokyo se encuentra estructurada en varias secciones, dependiendo del tipo de empresa con el que se trabaje. Estas pueden formar parte del First Section (donde se encuentran los valores más importantes), del Second Section (compañías con un número menor de negocio), del Foreign Section (donde cotizan todas las empresas extranjeras) y Mothers (compañías de alto crecimiento).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *